domingo, junio 17 2018

Buenas Prácticas al cuidado de las abejas


* En México la apicultura tiene un alto valor social y económico, ya que de esta actividad dependen aproximadamente 40 mil productores, quienes en conjunto cuentan con más de 2 millones de colmenas

abejas

arando

Para el desarrollo de la apicultura mexicana se desprende la necesidad de fomentar un mayor rendimiento y productividad, es por ello que las buenas prácticas apícolas considera como uno de los aspectos importantes garantizar la cría de abejas, así como la obtención de miel, cumplir con la bioseguridad del apiario, así como mantener la seguridad y bienestar de los trabajadores.

La implementación de las buenas prácticas apícolas es un factor que impacta positivamente para garantizar la obtención recursos económicos, así como de la miel y subproductos de la colmena inocuos y de calidad.

Un aspecto que las buenas prácticas aseguran es la crianza de las abejas, en condiciones óptimas, fuera de peligros físicos y microbiológicos que puedan perjudicar la salud de las personas y de las mismas abejas.

Asimismo, aborda aspectos relativos a las características naturales de la miel y los factores que pueden afectarlas, el perfil que debe reunir el personal que labora en campo durante la producción de miel y cosecha y uno más con las especificaciones de los programas de higiene y limpieza para los equipos, utensilios y vehículos que el productor emplea durante el proceso.

El principal objetivo de las buenas prácticas apícolas es obtener productos de la colmena libres de contaminantes, adoptando medidas para el control de las enfermedades y plagas que afectan a las abejas, ya que de ello dependerá la calidad e inocuidad de los productos finales.

Es muy importante resaltar que las Buenas Prácticas engloban el manejo integral de prácticas encaminadas a la inclusión de un conjunto de actividades que nos permitirán lograr un control adecuado de la sanidad, inocuidad, productividad y, después de un tiempo, menores costos en cualquiera de los sistemas de producción, ya sea de origen vegetal o animal.

Sabías que…

En los climas templados, durante el verano las abejas requieren aproximadamente 3 litros de agua limpia al día por colmena, es por ello que los apiarios deben ubicarse en sitios con fuentes naturales de agua como manantiales, ríos, etc.

Previous México seco, potencial de tierra fértil
Next Podrá México exportar productos pecuarios y subproductos avícolas a Cuba

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MENU

Back