miércoles, mayo 23 2018

Reubican pescadores nacionales arrecife coralino en la zona del Golfo de México


* Con estas acciones se impulsan la sustentabilidad de los recursos marinos en nuestro país: CONAPESCA.

Como parte de las acciones de impulso a la sustentabilidad de los recursos marinos, un grupo de pescadores mexicanos concluyó, con éxito, el programa de relocalización de un arrecife coralino en el Golfo de México.

Como parte de las acciones de impulso a la sustentabilidad de los recursos marinos, un grupo de pescadores mexicanos concluyó, con éxito, el programa de relocalización de un arrecife coralino en el Golfo de México.

 

Con estas acciones se impulsan la sustentabilidad de los recursos marinos en nuestro país: CONAPESCA

Como parte de las acciones de impulso a la sustentabilidad de los recursos marinos, un grupo de pescadores mexicanos concluyó, con éxito, el programa de relocalización de un arrecife coralino en el Golfo de México, proyecto único en su tipo en América Latina desarrollado en el Parque Sistema Arrecifal Veracruzano, informó la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA).

La reubicación del arrecife coralino estuvo a cargo de organizaciones pesqueras de la Alianza Veracruzana que preside Bernardo Hernández, quien señaló que dicho proyecto forma parte del programa de rescate de corales y especies marinas de la zona “Punta Gorda”.

Durante la presentación del proyecto ante funcionarios de la CONAPESCA, encabezada por su titular, Mario Aguilar Sánchez, Bernardo Hernández, dio a conocer que los trabajos se desarrollaron con la participación de 153 trabajadores del mar que aprendieron a manipular los corales.

“En casi un año de trabajos, se movieron alrededor de 42 mil corales, cerca de 400 mil anémonas, alrededor de un millón 200 mil erizos, más de 800 mil pepinos de mar y todo tipo de especie que pudiésemos rescatar de ese arrecife, y hoy nos quieren reconocer el éxito que se tuvo en el trabajo”, agregó.

Por su parte, el titular de la CONAPESCA, Mario Aguilar Sánchez, señaló que con estas acciones el sector pesquero se fortalece cada vez más y se fomenta una conciencia de preservación y sustentabilidad de los recursos marinos entre la población.

Ante esta realidad, dijo, los especialistas en la conservación del medio ambiente, están volteando a este tipo de experiencia que tienen los pescadores, lo que hace posible que se logren estos rescates para tener arrecifes sanos, que se constituyen en zonas de reproducción pesquera.

Aguilar Sánchez resaltó que al preservar nuestros arrecifes, estamos demostrando que contribuimos a la creación de un hábitat sano para que nuestras pesquerías se puedan desarrollar sustentablemente.

Estudios de investigadores internacionales especializados alertan que el 75 por ciento de los arrecifes de coral en el mundo podrían desaparecer para el 2050, pero el proceso de relocalización puede salvarlos con la acción de recoger con buzos fragmentos de coral de arrecifes locales y replantarlos en otro lugar donde empiezan a crecer muy rápido, pues ese proceso acelera hasta en 50 veces el promedio de crecimiento natural.

Eso significa que en meses podría crecer lo mismo que en otras condiciones le llevaría décadas y además cada coral que crece de esa manera es más resiliente y adaptable a las condiciones cambiantes del océano. Lo cual es crítico para su supervivencia, muy relevante porque los arrecifes coralinos son el hogar del 25 por ciento de la vida marina e incluso protegen las playas de tormentas y corrientes.

Los pescadores contratados por la empresa Administración Portuaria de Veracruz (APIVER), recibieron capacitación sobre cómo cortarlos, manipularlos y transportarlos.

Con apego a la Manifestación de Impacto Ambiental bajo la supervisión de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) y de ambientalistas acreditados de la Universidad Veracruzana y ecologistas de ONG´s, se trasladaron los corales desde Punta Gorda a un arrecife ubicado a 18 kilómetros de distancia.

De investigaciones realizadas por la empresa contratante y la Universidad citada, se desprende que no existe en América Latina un trabajo tan extenso como el que se hizo aquí, y con el éxito de haber logrado del 85 al 95 por ciento de sobrevivencia, cuando el reto era lograr por lo menos el 70 por ciento.

Previous Desarrolla INIFAP “clones” de plántulas de cacao mejorados y resistentes a enfermedades
Next Cierra este miércoles la Cátedra sobre Arquitectura en la UMSNH

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MENU

Back